Everything is connected with everything else. However, for every single truth (or assumed as verity), there is a "transversal" one. All these transversal truths constitute the contradictions of modern life.

Monday, November 13, 2006

De noches y sonámbulos



El mapa de una ciudad de noche no coincide con el diurno. En el umbral de la vigilia, las ciudades menguan, su atmósfera se desata y ni siquiera sus visitantes somos los mismos que cuando nos llega el alba. Caído el telón, la ciudad es más teatro. El hombre, más fantasma.

Así se manifiesta Óscar Alegría en su artículo Sonambulismo londinense, en el elpais.es.
Londres es una ciudad especial para praticar el sonambulismo, sobre todo al lado del Támesis, por la orilla del South Bank, desde el Lambeth Bridge hasta el Puente de la Torre y más allá. O en Canary Wharf, entre canales.
Siempre he dicho que las ciudades que no son interesantes de día lo son de noche: ahí tenemos a Francfort: vencer a Hypnos a la orilla del Meno, bajo la mirada atenta de la Commerzbank Tower es una experiencia única, sobre todo si nieva ligeramente.

The last refuge of the insomniac is a sense of superiority to the sleeping world.


[El santuario del insonme es su sensación de superioridad sobre el mundo que duerme]

Lo dice Leonard Cohen en un documental que sobre él han rodado; manufactura de Lian Lunson, como hablamos de ello hace tiempo:

Frases para el prefacio de una enciclopedia del crepúsculo.
Estremecedor y cierto.
Pasear paseando por una ciudad cuando toda ella duerme. Trabajar, pensar y escribir en la quietud de la noche. Levantarse en mitad de ella, sólo para descubrir la soledad sin adjetivos.Ver el amanencer a la orilla de un río.
Madrugar, y sentir el sentimiento de superioridad que produce el haber recorrido varias jornadas en tu interior cuando el resto sigue anclado en la de ayer.

2 comments:

Francisco Sanchez said...

Al hilo de tu post, Ruben, Ismael Serrano repite a veces en sus canciones aquello de que "la noche debilita los corazones". A mi me parece bastante acertado. Supongo que quizas sea debido al cansancio puramente fisico, que nos lleva en cierto modo a "bajar la guardia" y nos vuelve mas vulnerables, pero tambien mas sensibles dejandonos tambien, por ello, mas abiertos a la experimentacion y las emociones.

Un abrazo.

ruben said...

Gracias Paco! Efectivamente, estoy de acuerdo con Ismael Serrano (que veo que te gusta bastante porque le dedicas post últimamente (planeé una huida, probablemente en Marte...).
La noche es especial por muchos motivos: es un territorio particular del imaginario colectivo, rodeado de una atmósfera especial.